Partes de los libros de las que casi nadie habla: la página de créditos

¿Por qué todos los libros incluyen una página que nadie lee?
Todos la hemos visto alguna vez, sabemos que está ahí, al principio o al final, sabemos que está llena de información importante sobre el libro que vamos a leer o que acabamos de terminar, pero algo en nuestros dedos nos obliga a pasar la página rápidamente. Tenemos paciencia para la cubierta, para las solapas, incluso para las guardas, pero para ella no. ¿Por qué? ¿Qué nos ha hecho la página de créditos?
Algunos alegarán que la palabra crédito y la palabra paciencia no casan bien. Cuando termina una película y salen los créditos, no tenemos paciencia, nos levantamos y nos marchamos del cine. Cuando le pedimos un crédito al señor del banco, no nos tiene paciencia tampoco.
Pues hoy no. Hoy reinvindicamos a esa gran marginada.
La página de créditos incluye información muy interesante: sobre los autores, sobre la editorial, sobre el año de publicación y la edición, tipo de papel usado, el ISBN, la ficha de catalogación, la dedicatoria…
Sí, lo sabemos, no es una fiesta llena de diversión, pero démosle una oportunidad.

Aventuras en espiral

En Mil millones de tuberías nos informa, por ejemplo, de qué versión de Ortografía de la Real Academia se ha usado para… ¡Esperad, esperad! ¡No dejéis de leer todavía!

No todas las páginas de crédito son iguales. Unas son coloridas, como la del libro Es así, de Paloma Valdivia…

Es así

otras pueden parecerse a un cuaderno, como la de Mejillas rojas de Heinz Janisch y Aljoscha Blau…

Mejillas rojas

La información puede estar acompañada del retrato de los autores, como en Ratas de Gottfried Benn y Wolf Erlbruch…

Ratas

o incluso puede salir de un gramófono, como en el álbum Senza nome, de Silvana D’Angelo y Valerio Vidali…

Senza nome

Quizá no sea la página más divertida del mundo, pero… Es probable que tengáis un libro favorito. Ese libro que habéis leido varias veces. Ahora pensad un momento… ¿Seguro que lo habéis leído entero?

Comparte:
  • Digg
  • TwitThis
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google
  • Live
  • MySpace
  • De.lirio.us
  • description
  • Mixx
  • Technorati
  • Wikio
  • E-mail this story to a friend!

Trackback URL

,

  1. Lili cuentacuentos
    07/03/2013 at 10:42 Permalink

    Genial, como siempre.
    Aunque debo decir que “YO SI LEO LA PAGINA QUE NADIE LEE”. Quizás al principio de mi vida lectora NO… pero desde que no vivo en mi tierra natal estoy enamorada de descubrir ,en la página de los créditos, si el libro esconde detrás alguna mano latinoamericana y mucho mejor si es Chilena!!. Como por ejemplo en el libro de Paloma Valdivia al que haces mención en tu articulo: Es un librito del Fondo de Cultura de México, Paloma Valdivia residía en aquel minuto en Barcelona PEROOOOoooo esa edición es CHILENA. Hoy puedes encontrar el mismo libro pero ya impreso en Europa, aunque ahora Paloma vive en Santiago de Chile. A veces descubro libros españoles impresos en CHINA!! o libros Chinos impresos en México… enfin! La Globalidad tan global.
    Esta página que nadie lee esconde secretos que me gusta descubrir.. ¿para qué?… bueno, pues ese ya es otro cuento.

    Lili Cuentacuentos.