Nuevos personajes: La princesa Armilla

La princesa Armilla le miraba con curiosidad, como quien tiene una mascota nueva.
El anciano se dirigió a él:
—Mi señor, como pretendiente tenéis la oportunidad de conseguir la mano de la princesa.
—No soy un pretendiente, ni un pájaro —protestó M.— ¡Ni quiero la mano, ni un dedo, ni el pie!

La princesa Armilla

(Pincha en la imagen para ampliarla)

Be Sociable, Share!

Trackback URL

, , ,

Disculpa, los comentarios están cerrados.